• kerdezd juditot

    természetes összetevők

    ingyenes kiszállítás
  • Pero decidieron probar nuestra Plata Coloidal y esto es lo que les convenció. ¡La calidad de la Plata Coloidal es de suma importancia para evitar efectos secundarios no deseados! Colaboramos con los laboratorios más modernos, como por ejemplo el Bay Institut para nanotecnología de Hungría.

Verrugas: remedios caseros para acabar con ellas

Acaba con las verrugas para siempre

Las verrugas en las manos o los pies no solo son molestos sino también contagiosos. Por eso, hay que tratarlas sobre todo cuando empiezan a propagarse o cuando se ponen muy molestas. Existen muchos remedios que pueden ayudar.

¿Por qué aparecen las verrugas?

Las verrugas aparecen por una infección de virus, casi siempre de la familia del virus del papiloma humano (VPH), aunque también algunos virus del grupo de la viruela pueden causar esta enfermedad de la piel.
Pero también existen clases de verrugas causadas por motivos genéticos o que aparecen por mutación local de la piel.
En la gran mayoría de los casos, las verrugas no son más que una molestia. Pero a veces también pueden causar dolor, sobre todo cuando crecen en los pies. Y luego está el aspecto estético, es que no son muy bonitas. Por eso les damos aquí unos consejos cómo ponerles fin a las verrugas. Quien acude a un dermatólogo, recibirá o un lápiz o una solución para aplicar en la verruga que contiene un ácido que destruye la verruga. Se trata del ácido salicílico. Quien no quiere acudir al dermatólogo puede ayudarse con unos remedios caseros.

Todos los remedios caseros tienen en común que hay que aplicarlos mínimo tres veces al día durante varios días consecutivos para conseguir un efecto.

Remedios caseros contra las verrugas

1. La corteza de sauce

La corteza de sauce contiene un ácido parecido al de la loción. Simplemente se corta un trocito de la corteza de sauce, se pone encima de la verruga para taparla por completo y se fija con una tirita. Es importante cambiar la tirita todos los días y quitar la piel ablandada con un cortacallos o una piedra pómez. Después, poner un trozo fresco de corteza de sauce y tapar con una tirita nueva.
Hay otras sustancias naturales para dar fin a las verrugas.

2. El látex de la hierba golondrinera

El látex de la hierba golondrinera (Celidonia mayor) o de la tabaiba (Euphorbia) también contiene sustancias que pueden matar a las verrugas.

3. El aceite de ricino o el ajo

Si no puedes conseguir estas plantas, también puedes usar el aceite de ricino o el ajo. Si opta por el ajo, es recomendable pasar los dientes de ajo por un prensador de ajos, después aplicarlos como arriba indicado durante varios días.

4. Aceite de árbol de té

Otra alternativa es el aceite de árbol de té. Igual que con los otros remedios, es muy importante cambiar el aceite y la tirita todos los días y quitar las partes ablandadas de la verruga para que el aceite pueda actuar mejor sobre la parte restante de la verruga.

5. El vinagre de manzana

Otro remedio casero eficaz es el vinagre de manzana. Empapar un algodón con el vinagre de manzana y ponerlo encima de la verruga con una tirita. Dejar actuar durante la noche y repetir el tratamiento varias veces. La verruga cogerá un color marrón y por lo general desaparecerá después de unos días, como mucho después de una semana.
Es importante usar vinagre de manzana natural, es decir sin filtrar, y de cultivo orgánico.
El vinagre de manzana es una alternativa muy buena porque es algo que muchas personas suelen tener en casa y es muy barato (unos tres euros) comparado con otros remedios. Además, se puede usar para un montón de cosas, no solo para ensaladas o verrugas.

Por supuesto, con estos remedios no se mata al virus responsable de las verrugas. Dependiendo del sistema inmune de cada persona, las verrugas pueden volver a aparecer. Por eso, muchas veces no ayuda a cortar, quemar, congelar o quitar las verrugas con láser. Muchas veces vuelven a crecer. Además, estas intervenciones debilitan el sistema inmune lo que facilita aun más la reaparición de las verrugas.

En el tratamiento de las verrugas, la plata coloidal ha demostrado su eficacia. Aunque es un remedio que necesita más tiempo que algún otro remedio casero, a largo plazo merece la pena.

Según la experiencia de muchas personas, se recomienda tomar 5 cl de plata coloidal 20ppm de 3 a 5 veces al día. Yo personalmente la dejo en la boca durante un minuto y después la trago. Además, pongo un poco de plata coloidal directamente en la verruga y después empapo un algodón pequeño con plata coloidal y lo fijo encima de la verruga con una tirita. Lo hago solo por la mañana y por la noche, para que no sea demasiado pesado.

Hay que hacer este tratamiento durante unos 3 a 6 semanas, y las verrugas desaparecerán, y también el virus.

Una buena solución contra las verrugas es el la plata coloidal 20ppm.

¿Me puedo contagiar con las verrugas?

Si, porque la causa de la mayoría de las verrugas es un virus. En algunos casos basta estar en contacto con la piel o usar la misma toalla para contagiarse.
El riesgo de contagiarse es todavía más grande en las relaciones sexuales sin protección u otros contactos con líquidos corporales.
Si la pareja o un miembro de la familia tiene verrugas es muy recomendable aplicar algunas medidas de precaución. Por ejemplo, no compartir toallas, vajillas y cubiertos. Usar preservativos en las relaciones sexuales.

¿Qué factores favorecen la aparición de verrugas?

Los siguientes factores producen o favorecen la aparición de verrugas:
• virus
• enfermedades de la piel, como la neurodermitis
• edad
• sistema inmunológico debilitado
• trastornos de la circulación sanguínea
• heridas en la piel
• contacto con la piel o líquidos corporales con una persona que tiene verrugas
• compartir toallas, zapatos, guantes

No todas las verrugas son iguales. Existen:

• verrugas vulgares o comunes
• verrugas plantares
• verrugas planas
• verrugas genitales o condiloma
• verrugas filiformes
• verrugas seniles
• verrugas de agua (molusco contagioso)
• papilomas cutáneos / acrocordones
Las diferentes clases de verrugas se diferencian por su sitio de aparición, su tamaño y su forma.