• kerdezd juditot

    természetes összetevők

    ingyenes kiszállítás
  • Pero decidieron probar nuestra Plata Coloidal y esto es lo que les convenció. ¡La calidad de la Plata Coloidal es de suma importancia para evitar efectos secundarios no deseados! Colaboramos con los laboratorios más modernos, como por ejemplo el Bay Institut para nanotecnología de Hungría.

Todo lo que debes saber sobre el Cardo Mariano

Cardo mariano (Silybum marianum)

El cardo mariano, que sirve de base para la producción del complejo de ingredientes activos silimarina, es una planta de la región mediterránea y se cultiva en todo el mundo.

La fruta se ha utilizado durante más de 2000 años para el tratamiento de enfermedades hepáticas y biliares. El nombre del cardo mariano y algunos de sus nombres populares (cardo de María, cardo lechero) se remonta a una antigua leyenda, según la cual las manchas blancas en las hojas y la leche blanquecina de las plantas provienen de la leche de la Virgen María. Probablemente también se debe a esta leyenda que el cardo mariano también se utilizó para estimular la excreción de la leche materna. En la medicina popular también se usaba para tratar la amenorrea, el estreñimiento, la diabetes, la fiebre del heno y las venas varicosas.

Su uso cayó en el olvido a finales del siglo pasado. No fue hasta mediados del siglo XX cuando se redescubrió la planta, gracias a los estudios farmacológicos realizados con el complejo de silimarina, un ingrediente activo químicamente aislado, en los que pudieron encontrar una explicación para el efecto calmante sobre el hígado y la vesícula biliar.

– Se ha demostrado que la silimarina estimula la síntesis de proteínas en el hígado y promueve el crecimiento de células hepáticas sanas.

Son las semillas del cardo mariano, no sus hojas, que tienen un efecto terapéutico.

Los primeros informes sobre el uso de las semillas del cardo mariano como terapia hepática se remontan al siglo XVIII. Hoy en día, el cardo mariano es probablemente la planta medicinal para el hígado mejor investigada.

El cardo mariano en la historia

El cardo mariano es una hierba natural con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

El médico y botánico griego Dioskurides describió las propiedades curativas del cardo mariano por primera vez en el año 40 a.C. El cardo mariano es una de las plantas medicinales más importantes de nuestro planeta, su principal campo de aplicación es el hígado.

El hígado es el órgano interno más grande del ser humano y el más importante para el metabolismo humano. Desintoxica y purifica el cuerpo constantemente. Se considera que el hígado es muy capaz de regenerarse y puede hacer frente a muchas cosas – sin embargo, el estrés permanente, como la comida pesada, el alcohol y los medicamentos, pueden enfermarlo.

El efecto del cardo mariano se basa en el hecho de que limpia el cuerpo de toxinas y protege el hígado de daños.

¿Qué hace que el cardo mariano sea tan importante? 

La silimarina (Silybum marianum) se compone de cuatro componentes:

– silibinina
– silidanina
– silicristina
– isosilibina

Estos 4 ingredientes activos ayudan a regenerar y proteger las células del hígado y así limpiar el cuerpo desde el interior.

El cardo mariano:

– Favorece la regeneración del hígado y de las células hepáticas

– Ayuda con enfermedades hepáticas inflamatorias crónicas, cirrosis hepática, daños hepáticos

– Estimula el metabolismo de la bilis y del hígado – a través de la formación de enzimas

– Refuerza la función digestiva

– Desintoxica y limpia el cuerpo

– Protege las membranas celulares del hígado

– Promueve la regeneración y la nueva formación de células hepáticas y promueve la circulación sanguínea en el hígado. Esto aumenta la división celular y la formación de nuevas células hepáticas.

El cardo mariano (Silymarin) ha sido clínicamente probado para su uso contra numerosos envenenamientos (por ejemplo, el veneno del Amanita phalloides, también llamado hongo de la muerte). Evita que ciertas toxinas entren en las células hepáticas y en el tracto gastrointestinal. Aumenta la resistencia de la membrana celular a las influencias dañinas al estabilizar la envoltura externa de las células hepáticas. Las toxinas y los desechos metabólicos penetran menos en las células hepáticas y, por lo tanto, previene los daños hepáticos. Debido a su efecto positivo en el hígado, el cardo mariano ya es preferido a muchos otros medicamentos. Además, los efectos secundarios como los problemas digestivos son muy raros cuando se toman cápsulas de cardo mariano.

El cardo mariano inhibe el desarrollo en exceso de tejido conectivo (fibrosis)

En la cirrosis hepática también se forma tejido conectivo excesivo (fibrosis). Esto dificulta la circulación sanguíneaen el hígado. Los estudios actuales muestran que el cardo mariano (silimarina) inhibe el desarrollo en exceso de tejido conectivo (fibrosis) y asegura una buena circulación sanguínea.

El cardo mariano protege contra el cáncer –suponen los científicos

Las semillas del cardo mariano contienen grandes cantidades de silimarina, un antioxidante flavonoide que se compone de varios compuestos activos llamados flavonolignanos. Los científicos sugieren que la silimarina reduce el riesgo de cáncer fortaleciendo el sistema inmunológico, combatiendo el daño al ADN e inhibiendo el crecimiento tumoral.

Los investigadores tienen evidencia preclínica sólida que destaca los efectos hepatoprotectores y anticancerígenos de la silimarina, incluyendo la inhibición del crecimiento de las células cancerosas en las células humanas de la próstata, la piel, los senos y las cervicales.

Entre el 50 y el 70 por ciento de las moléculas de silimarina contenidas en el cardo mariano son antioxidantes que estimulan la síntesis de proteínas y así alteran la capa externa de las células sanas protegiéndolas de daños o mutaciones. Evita que las toxinas permanezcan en el cuerpo, favorece la renovación celular y combate los efectos nocivos de la contaminación, los productos químicos y los metales pesados que causan daños por los radicales libres.

Los científicos creen que la silimarina protege contra el cáncer porque la sustancia bloquea las toxinas y evita que se unan a los receptores de las membranas celulares. Esto ha sido descubierto por científicos de la Universidad de Magna Graecia en el Departamento de Medicina Experimental y Clínica.

El cardo mariano suprime las inflamaciones celulares mediante un proceso de dos fases:

Estudios recientes sugieren que el efecto antiinflamatorio del cardo mariano se logra en un proceso de dos fases similar al de otros agentes herbales como la curcumina de la cúrcuma y el EGCG (galato de epigalocatequina), un componente del té verde.

Otros campos de acción positivos del cardo mariano

El cardo mariano ayuda a reducir los niveles de colesterol aliviando la inflamación, purificando la sangre y previniendo el daño causado por el estrés oxidativo dentro de las arterias.

Estudios preliminares muestran que el uso de silimarina (extracto de cardo mariano) en combinación con otros tratamientos tradicionales mejora los niveles de colesterol total, de LDL (colesterol “malo”) y de los triglicéridos. Estas primeras indicaciones deben ahora ser corroboradas en otros estudios, ya que hasta ahora sólo se han llevado a cabo estudios en diabéticos con altos niveles de colesterol.


El cardo mariano ayuda en la diabetes

La silimarina puede ayudar a restaurar los niveles normales de azúcar en la sangre y mejora la sensibilidad a la insulina en los diabéticos.

Según los Institutos Nacionales de Salud (NIH; National Institutes of Health), hay algunas investigaciones convincentes que muestran que el uso de la silimarina (el principal ingrediente activo del cardo mariano) en combinación con tratamientos convencionales puede ayudar a controlar los síntomas de la diabetes al mejorar el control glucémico. En estudios experimentales y clínicos, los investigadores determinaron el valioso efecto de los antioxidantes contenidos en el cardo mariano, con los que pudieron reducir el nivel de azúcar en la sangre de los pacientes resistentes a la insulina.

En un estudio realizado en 2006 por el Departamento de Farmacología del Instituto de Plantas Medicinales (Institute of Medicinal Plants), los investigadores lograron mejorar significativamente los niveles de azúcar en sangre en ayunas y de insulina en diabéticos después de haber recibido un extracto de silimarina durante cuatro meses. Estos cambios existieron en comparación con el grupo del placebo.

Esto no es sorprendente, ya que el hígado es al menos parcialmente responsable de la regulación de algunas hormonas, incluyendo la liberación de insulina en el torrente sanguíneo. La insulina controla el nivel de azúcar en la sangre. Esto es particularmente importante para los diabéticos.

El cardo mariano (silimarina) ayuda a prevenir los cálculos biliares

La formación de cálculos biliares ocurre cuando el colesterol se combina con otras sustancias dentro de la bilis. Esto es problemático porque estos compuestos se endurecen y se asientan dentro de la vesícula biliar.

Debido a que el cardo mariano promueve el flujo de bilis y ayuda al hígado y a la vesícula biliar a desintoxicarse, también es posible que pueda prevenir los cálculos biliares.

El cardo mariano (silimarina) promueve la salud de los riñones

Vitaking -- cardo mariano 90 capsLos investigadores constataron que el cardo mariano protege a los riñones de la isquemia/ repercusión renal (I/R), que es una de las principales causas de la insuficiencia renal aguda. Sus propiedades hepatoprotectoras y la actividad estabilizadora de la membrana celular hacen del cardo mariano un tratamiento efectivo para la enfermedad renal. Alguna evidencia sugiere que la planta protege mejor que la deferoxamina contra los depósitos de hierro en los riñones. Demasiado hierro en los riñones aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares y diabetes. Por lo tanto, los efectos beneficiosos del cardo mariano no sólo benefician a los riñones.

Los mecanismos de acción del cardo mariano sobre los riñones son similares a los de la planta en el hígado. Aparentemente, se estimula la renovación celular en los riñones, lo que puede ser vital para los pacientes que dependen de la diálisis.

El cardo mariano para la psoriasis

Los estudios han demostrado que los pacientes psoriásicos sufren del doble de hígado graso que las personas sin esta enfermedad. Se sospecha que la mayoría de los primeros brotes de la enfermedad, pero también los brotes agudos de psoriasis, son el resultado de un hígado genéticamente predañado. Este daño previo puede ser causado por medicamentos como los antibióticos, por vacunas o por influencias ambientales. Cabe suponer que con un hígado que no funciona al 100%, la piel se hace cargo de la excreción de las toxinas. Por lo tanto, un hígado sano, como el mayor órgano metabólico y de desintoxicación, puede mejorar de forma sostenible y eficaz el bienestar de las personas con psoriasis.

El cardo mariano tiene efectos antienvejecimiento

Gracias al efecto antioxidante del cardo mariano, es probable que se pueda ralentizar incluso el proceso del envejecimiento. Los signos visibles como manchas oscuras, arrugas, líneas finas y decoloraciones pueden ser mejorados. Este efecto abarca la prevención de los daños causados por los radicales libres en todo el cuerpo y la eliminación de toxinas y productos de desecho de la sangre y el tracto digestivo. Esto afecta tanto a los órganos como a la superficie de la piel, ya que los antioxidantes protegen al cuerpo de las enfermedades crónicas.

El cardo mariano elimina los precursores de los radicales libres con la ayuda de tres enzimas antioxidantes llamadas catalasa, glutatión peroxidasa y superóxido dismutasa, además de proteínas aglutinantes de metales como la mioglobina, ferritina, albúmina, lactoferrina, haptoglobina y hemopexina. Esta línea de defensa no puede impedir completamente la formación de radicales libres. Una segunda línea de defensa incluye ácido ascórbico, vitamina A, carotenoides, vitamina E y ubiquinol. Estos juegan un papel decisivo en la ruptura de las cadenas. De este modo, la reacción que se produce se mantiene lo más pequeña posible y se evitan más daños. Además, el cardo mariano inhibe ciertas enzimas que promueven la formación de radicales libres y mantiene una cadena de transporte de electrones en las mitocondrias bajo estrés.

¿Cómo se relacionan el cardo mariano y el glutatión?

El glutatión es, por así decirlo, el principal antioxidante y extremadamente eficaz en la prevención de enfermedades. Está naturalmente presente en el cuerpo humano y también se encuentra en algunas plantas, hongos y algas. El ingrediente activo silimarina protege al cuerpo del agotamiento de las reservas de glutatión.

La tarea principal del glutatión es combatir el estrés oxidativo, que contribuye al desarrollo del cáncer, la diabetes, las enfermedades cardíacas y las enfermedades neurodegenerativas.  Además, el glutatión protege importantes componentes celulares delos daños causados por especies reactivas de oxígeno, como los radicales libres.

La dieta moderna, la contaminación, las toxinas, los medicamentos, el estrés, el trauma, los procesos de envejecimiento, las infecciones y la radiación conducen a la sobrecarga del hígado y agotan las reservas de glutatión. El cardo mariano ayuda a mantener y aumentar el depósito de glutatión fortaleciendo la función de desintoxicación del hígado.

¿Qué efectos secundarios puedo notar al tomar cardo mariano?

El cardo mariano es generalmente muy bien tolerado.

Alergias: Sin embargo, puede desencadenar una reacción alérgica en personas alérgicas a las Compuestas. En algunos casos, también se han reportado efectos laxantes leves.

Medicamentos: Hay interacciones entre el cardo mariano y algunos medicamentos. Estos incluyen antialérgicos, medicamentos para la ansiedad, anticoagulantes, etc. Si usted está tomando algún medicamento, hable con su médico, naturópata o farmacéutico antes de usar el cardo mariano.

Principales ventajas del cardo mariano

– Desintoxicación del hígado: El cardo mariano ayuda a reducir los efectos dañinos del alcohol, los pesticidas, los metales pesados y otras toxinas ambientales.

– Protección contra el cáncer: Se dice que la silimarina del cardo mariano es capaz de prevenir el cáncer apoyando el sistema inmunológico y ayudando a reparar daños en el ADN.

– Reductor de colesterol: El cardo mariano ayuda a reducir el colesterol a través de su efecto limpiador de la sangre y por lo tanto favorece la salud del corazón.

– Reductor natural del azúcar en la sangre: Los estudios han demostrado que el cardo mariano es capaz de reducir el azúcar en la sangre en pacientes resistentes a la insulina.

– Protección contra la formación de cálculos biliares: El cardo mariano libera al cuerpo de los desechos metabólicos. Por lo tanto, apoya la función de la vesícula biliar y de los riñones.

– Protección para la piel: El cardo mariano puede reducir el estrés oxidativo causado por los rayos UV.

– Efecto antienvejecimiento: gracias al efecto antioxidante del cardo mariano podemos ralentizar el proceso de envejecimiento de todos los órganos.

Esperamos que este artículo le haya motivado a hacer algo por su hígado, justo ahora que ha terminado la temporada navideña!