• kerdezd juditot

    természetes összetevők

    ingyenes kiszállítás
  • Pero decidieron probar nuestra Plata Coloidal y esto es lo que les convenció. ¡La calidad de la Plata Coloidal es de suma importancia para evitar efectos secundarios no deseados! Colaboramos con los laboratorios más modernos, como por ejemplo el Bay Institut para nanotecnología de Hungría.

El mal aliento: Un tema tabú

El mal aliento, un tema tabú

Más de una cuarta parte de la población mundial sufre de mal aliento – y no hablamos ni del aliento a ajo ni del aliento a alcohol que podemos tener de vez en cuando, y ni siquiera del constante aliento a tabaco de un fumador, sino del mal aliento de verdad que casi siempre se hace notar por un olor verdaderamente repulsivo que se emite por la boca.

El mal aliento es un asunto bastante desagradable, y no solo para la persona afectada sino también y sobre todo para las personas cercanas. El mal aliento excepcional, por ejemplo después de una comida con mucho ajo, se perdona con facilidad. Pero el mal aliento crónico puede apartar a la persona afectada de la vida social. No tiene por qué ser así porque en la gran mayoría de los casos es bastante fácil encontrar la causa del mal olor y finalmente quitarlo.

¿Tengo mal aliento?

Desgraciadamente, muchas personas no saben que tienen mal aliento por lo que tampoco pueden hacer nada para combatirlo. Por eso, si alguien de su familia o de sus amigos íntimos sufre de mal aliento, ¡no se calle, dígaselo con tacto y amabilidad! Será en beneficio también de la persona afectada.
Si no está segur@ si usted mism@ sufre de mal aliento, puede preguntarlo a su dentista si no quiere o no se atreve preguntarlo a sus familiares o amigos.

Posibles causas del mal aliento

En la gran mayoría de los casos (el 90%), el mal aliento se produce por trastornos en la boca o la garganta, o por problemas estomacales.

Solo en el 10% de los casos, el mal aliento es producido por ciertos medicamentos o la consecuencia de enfermedades digestivas u otras enfermedades sistémicas.

1. Mal aliento por problemas dentales o de las encías

El dentista puede iniciar los exámenes necesarios para determinar posibles causas dentales.

Con la medición de los gases del aliento no solo se puede realizar una medición cuantitativa del mal aliento sino también descubrir el sitio de su origen.
Muchas veces, la causa del mal aliento es simplemente una higiene oral deficiente. Restos de comida se acumulan en los espacios interdentales y empiezan a descomponerse.
La causa del mal aliento también puede ser una inflamación de las encías y/o caries, algo que el dentista puede diagnosticar y arreglar rapidamente.

Para poder cumplir con todas sus funciones y tareas, la boca tiene que estar sana. El dolor o la inflamación no solo dificultan la ingesta de comida, también afectan a la risa y el bienestar en general. Por eso hemos hecho aquí un resumen de la información más importante sobre las enfermedades más frecuentes en la boca.

2. El mal aliento como señal de un trastorno de la flora bucal

Normalmente, en la boca de una persona que come de manera sana, habitan bacterias aerobias (que necesitan oxígeno) que frenan la proliferación incontrolada de las bacterias anaerobias de descomposición.
Pero si las condiciones en boca y faringe son ideales sobre todo para las bacterias de descomposición – por ejemplo por una alimentación incorrecta, alcohol, mucho café y falta de higiene bucal – las bacterias aerobias se retiran.
El equilibrio natural y sano de la flora bucal está dañado y empiezan los malos olores.

Recomendaciones para combatir el mal aliento de manera natural

Quien aprovecha el desequilibrio de las bacterias de descomposición en el cuerpo para hacer una limpieza integral del organismo, se puede deshacer no solo del mal olor de la boca, sino también de muchas otras molestias.

Pues ¿qué hacer si el mal aliento nos acompaña constantemente?

1. Examen dental

Acuda a su dentista para un examen dental, un posible arreglo si hace falta, y una limpieza dental profesional.

2. Control de su higiene bucal

Usar un cepillo de dientes suave, limpiar los espacios interdentales con seda dental, usar un irrigador dental: rociar la boca con drjuice plata coloidal 20ppm en spray y dejar en la boca durante un minuto. Este tratamiento también es eficaz contra la placa dental y la caries. Use una pasta dental sin componentes sintéticos innecesarios.
Muchos productos de higiene dental sin fluor y enjuagues bucales de cosmética natural ya contienen las hierbas adecuadas para combatir el mal aliento. Proporcionan un aliento fresco a la vez que – según la combinación de hierbas – apoyan las defensas de la flora bucal natural, refuerzan las encías, activan la circulación sanguínea y fomentan la capacidad de autolimpieza de los dientes.
También las pastas dentales ayurvédicas pueden ser muy eficaces contra el mal aliento porque suelen contener muchas hierbas aromáticas fuertes que se han usado tradicionalmente desde hace siglos en los países africanos y de la India para la higiene dental y contra el mal aliento, como por ejemplo el aceite de clavo o la regaliz que además, combaten la placa dental y la caries.

3. Limpiar la lengua para combatir el mal aliento

No olvide limpiar también su lengua. Rociar la boca con drjuice plata coloidal 20ppm de spray y dejar en la boca durante un minuto. También existen aparatos especiales para limpiar la lengua. Vierta la plata coloidal en un vaso de cristal o de plástico, sumerja el limpiador lingual en la solución coloidal y páselo varias veces por su lengua.
Una alimentación natural también garantiza una lengua limpia, sana y de color rosa.

4. Enjuagues de aceite contra el mal aliento

Es muy recomendable crear el hábito de hacer enjuagues de aceite, preferiblemente cada mañana, en ayunas y antes de lavarse los dientes. Los enjuagues de aceite mejoran la flora bucal, activa la circulación sanguínea de las encías, elimina bacterias nocivas y favorece la limpieza de los dientes, la lengua y las encías.

5. Probióticos = bacterias buenas para el intestino y la flora bucal contra el mal aliento

Una flora bucal sana es crucial para un aliento fresco. Muchas de las medidas arriba indicadas combaten las bacterias de descomposición y de caries, al mismo tiempo que mejoran el entorno de la boca, por lo que la flora bucal buena puede crecer.
Pero para crear las mejores condiciones para que crezca la flora bucal buena es necesario tener también una buena flora intestinal. Porque la mucosa bucal igual que la mucosa intestinal pertenecen al sistema digestivo, así que están conectadas entre sí y se influyen mutuamente.

6. Alimentación sana contra el mal aliento

La alimentación que daña la flora intestinal y la flora bucal, y encima nos aporta pocos nutrientes, favorece la acidez y carga nuestro cuerpo excesivamente.
¡Evite sobre todo los platos precocinados y las salsas de bote!
Dé preferencia a las ensaladas, verduras, brotes, frutos secos y frutas y prepare sus platos con productos frescos y deliciosos.
Para dar sabor a sus platos, use hierbas frescas y aceites de primera calidad. Reduzca el consumo de productos de cereales y de proteínas de origen animal. Al ser posible, beba exclusivamente agua filtrada o de manantial y evite el alcohol y los refrescos. También se recomienda un consumo moderado de café y de té negro.

7. La plata coloidal para la higiene bucal

• Tomar varias veces al día una cucharada de plata coloidal (20 ppm) y removerla lentamente por toda la boca.
• Usar un irrigador dental para rociar la boca con la plata coloidal en spray.