• kerdezd juditot

    természetes összetevők

    ingyenes kiszállítás
  • Pero decidieron probar nuestra Plata Coloidal y esto es lo que les convenció. ¡La calidad de la Plata Coloidal es de suma importancia para evitar efectos secundarios no deseados! Colaboramos con los laboratorios más modernos, como por ejemplo el Bay Institut para nanotecnología de Hungría.

la boca

La boca, nuestra conexión con el exterior

Los labios, el paladar, la lengua, los dientes… constituyen nuestra boca. Pero nuestra boca es mucho más. Es nuestra conexión con el exterior. Sirve para comer, beber, hablar y respirar. Pero también para sonreír, gustar, disfrutar y besar. Nuestra boca es un verdadero multitalento que debemos cuidar y proteger.

  1. Los labios

 

Los labios constituyen la entrada a nuestra boca. Cierran y abren el acceso a nuestro cuerpo. Su piel delicada es siete veces más sensible que la de las yemas de nuestros dedos. Aprovechamos esta sensibilidad para comprobar la textura y la temperatura de nuestra comida. Pero los labios también son una zona erógena que nos proporciona una sensación de felicidad y de placer al besar. Su piel es muy fina, por lo que a través de ella se ve el tejido con sus infinitos vasos sanguíneos que se encuentra por debajo. En una persona sana, los labios tienen un aspecto rosado y bien vascularizado. Es un indicador de buena salud bucal o de buena salud en general, algo que parece atractivo y seductor para los demás.

Advertencia

¡Haga enjuagues bucales con plata coloidal cada mañana y cada noche para prevenir las enfermedades!

  1. Paladar / cavidad de la boca

 

Directamente detrás de los labios empieza la cavidad bucal. El techo de la cavidad bucal está conformado por el paladar duro y el paladar blando, su pared inferior está formada por el lado inferior de la lengua y por la musculatura del piso de la boca. En los laterales de la boca se encuentran los dientes de los maxilares superiores e inferiores, el límite posterior está formado por la cavidad faríngea.

Además, en la boca se encuentra una parte de nuestro sentido del gusto. Tenemos papilas gustativas en la zona de la mucosa oral, en la garganta y en la epiglotis, pero la mayor parte se encuentra en la lengua. Está cubierta de receptores gustativos que pueden distinguir dulce, salado, ácido y amargo. La lengua es un hidrostato muscular cubierto por una mucosa que sirve para comprobar no solo el sabor sino también la textura de nustra comida. Y nos apoya para hablar, masticar y tragar.

La boca desempeña un papel importante en la digestión. La cavidad bucal forma el principio del tracto digestivo porque la digestión de la comida empieza con la masticación. Los dientes incisivos y caninos trocean la comida y las muelas la machacan, mezclándola con la saliva hasta formar un bolo . Las enzimas de la saliva hidrolizan los almidones.

La cavidad bucal nos protege de las influencias externas. Está cubierta en su totalidad por una mucosa, y esta mucosa bucal forma una barrera protectora que nos defiende de todos los gérmenes y patógenos con los que entramos en contacto todos los días, ingeriendo nuestra comida pero también cuando nos metemos cualquier objeto en la boca o simplemente uno de los dedos de la mano.

Nuestra boca está densamente poblada. Cada mililitro de saliva contiene millones de microorganismos. También las mucosas, los espacios interdentales y la lengua están poblados por una cantidad infinita de gérmenes. La flora bucal nos ayuda con la digestión y con la defensa inmunitaria. Pero si no está equilibrada, por ejemplo por un consumo demasiado alto de azúcar o por una mala higiene bucal, los gérmenes y bacterias pueden causar enfermedades.

 

¡Haga enjuagues bucales con plata coloidal cada mañana y cada noche para prevenir las enfermedades!

 

  1. La lengua sana

La lengua sana tiene un color rojo clarito, está ligeramente húmeda y es flexible. Tiene una capa blanca muy fina, una señal de que el estómago ha digerido correctamente la comida. Quien observa muy bien su lengua puede reconocer primeros indicios de una enfermedad. Pero ¡cuidado! No se fíen demasiado de su auto diagnóstico, siempre consulten con su médico!

¡Haga enjuagues bucales con plata coloidal cada mañana y cada noche para prevenir las enfermedades!

¿Quién no conoce el mal sabor en la boca por la mañana y la lengua con una capa blanca? En la mayoría de los casos, no hay motivo para preocuparse. Pero si la capa en la lengua se hace cada vez más espesa podría tratarse de una infección por hongos. No importa si se trata de niños o de adultos: la lengua es el “espejo” del tracto intestinal. Los médicos y los terapeutas pueden diagnosticar ciertas enfermedades a través de la observación del estado de la lengua.

Significado de las distintas capas de la lengua

  • Las papilas (protuberancias) en la lengua se agrandan y tienen un color rojizo (lengua de frambuesa o de fresa): Es una señal de una enfermedad por infección, como escarlatina.
  • Una capa casi negra en la lengua puede ser un efecto secundario de un tratamiento con antibióticos.
  • Sensación de ardor en la lengua, un color rojo claro, lengua inflamada: Puede ser falta de vitaminas. También puede indicar anemia o diabetes.
  • Lengua más grande de lo normal puede ser signo de una enfermedad de la glándula tiroides o de un tumor cerebral.
  • Lengua muy hinchada indica una alérgia que ha aparecido muy de repente y que puede poner en peligro la vida.
  • Lengua extremadamente seca puede significar una enfermedad de la glándula salival.
  • Lengua roja, acompañada por otros síntomas como dolor de cabeza, tensión en las costillas o dolores espasmódicos del estómago, puede ser una indicación de enfermedades del tracto intestinal, del hígado o del corazón.
  • Lengua fina, lisa y estrecha: puede indicar anemia, una enfermedad intestinal o un tratamiento con antibióticos.
  • Lengua con huellas de los dientes o con una capa irregular (lengua geográfica): Puede ser consecuencia de apretar o rechinar los dientes por las noches (bruxismo), pero en la mayoría de los casos no tiene importancia.

¡Haga enjuagues bucales con plata coloidal cada mañana y cada noche para prevenir las enfermedades! Así siempre estará en el lado seguro.

 

  1. Los dientes

Quien cuida bien sus dientes, tiene múltiples recompensas. Tiene una sonrisa brillante y posiblemente una mejor salud en general. Porque la salud bucal tiene efectos sobre determinadas enfermedades. Y viceversa. El dolor de muelas puede ser signo de otros desequilibrios corporales, por ejemplo una sinusitis.

Los dentistas dicen lo siguiente de la relación cuerpo – dientes: Se debería decir que una boca sana es igual a un cuerpo sano. Porque la flora bucal, las encias y todo el aparato de soporte también afectan al organismo.- Es así por la función que cumple la cavidad bucal. Como parte del sistema digestivo hay más de 800 diferentes clases de gérmenes en la boca. Si se pierde el equilibrio, las bacterias pueden llegar a la sangre y el sistema inmunitario tiene que entrar en acción. Como cada persona es diferente, las reacciones del cuerpo pueden llegar a ser fuertes en algunos casos. Hasta ahora, hay múltiples estudios que indican una correlación entre la salud de la boca y la del cuerpo, tal y como enseñamos abajo. Aunque de momento no hay pruebas definitivas.

Cómo influye la salud bucal en la salud del cuerpo

  • Se sospecha que las infecciones bacterianas en la boca aumentan el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
  • Las encías inflamadas debilitan el sistema inmunitario por lo que se puede aumentar el riesgo de enfermedades pulmonares.
  • La diabetes posiblemente puede favorecer la periodontitis. Al mismo tiempo, los trastornos metabólicos de los diabéticos pueden causar frecuentes inflamaciones de las encías.

Del otro lado, el cuerpo nos alerta con dolor de muelas incluso cuando la causa no son las muelas.

  • Los senos paranasales están pegados a las muelas superiores por lo que su infección puede afectar a las muelas.
  • Una enfermedad con el virus del herpes zoster puede causar dolores intensos en la piel, las mucosas o los dientes.

Otitis media: las infecciones de oído a veces causan dolor en la mandíbula o los dientes.

  • Dolor de muelas por dolor de cabeza o migraña es una de las interacciones más frecuentes.
  • El nervio facial también corresponde a los dientes. Si está inflamado puede causar dolor de muelas.

Para poder cumplir con todas sus funciones y tareas, la boca tiene que estar sana. El dolor o la inflamación no solo dificultan la ingesta de comida, también afectan a la risa y el bienestar en general. Por eso hemos hecho aquí un resumen de la información más importante sobre las enfermedades más frecuentes en la boca.