• kerdezd juditot

    természetes összetevők

    ingyenes kiszállítás
  • Pero decidieron probar nuestra Plata Coloidal y esto es lo que les convenció. ¡La calidad de la Plata Coloidal es de suma importancia para evitar efectos secundarios no deseados! Colaboramos con los laboratorios más modernos, como por ejemplo el Bay Institut para nanotecnología de Hungría.

Azúcar, la droga legal

Azúcar – la droga legal

Para muchas personas, el consumo diario de azúcar, dulces, postres, tartas, bollería y bebidas azucaradas es algo completamente normal. Algunas personas empiezan a notar ya como el consumo de azúcar les enferma. La caries y el sobrepeso son solo el comienzo. El azúcar es dañino para todos los órganos por lo que las consecuencias de un consumo patológico de azúcar son muy diversas. Pero ¿qué hacer si no consigues dejar de consumir tanto azúcar? ¿Qué hacer si eres adicto al azúcar?

El azúcar es adictivo

La causa de la adicción al azúcar es una combinación de varios factores:

  1. Adicción al azúcar verdadera

Para que pueda desarrollarse una adicción, se necesita una sustancia potencialmente adictiva (alcohol, nicotina o también azúcar) y, al mismo tiempo, un cerebro adicto. En una persona adicta, hay un desequilibrio entre los neurotransmisores del cerebro – y sobre todo entre la serotonina y la dopamina.

Un comportamiento adictivo se presenta con más facilidad cuando hay un nivel demasiado bajo de serotonina y, al mismo tiempo, un nivel demasiado alto de dopamina o cuando hay concentraciones muy bajas de los dos neurotransmisores.

 

  1. Cambios del nivel de azúcar en la sangre, con fases de hipoglucemia fuerte.

Las desesperadas ganas de comer algo dulce no son necesariamente una verdadera adicción al azúcar sino que pueden ser la consecuencia de cambios bruscos del nivel de azúcar en la sangre. Este problema es mucho más fácil de resolver que la verdadera adicción al azúcar, simplemente llevando una alimentación completa y variada con un horario de comidas claramente definido.

Llevando una alimentación sana que se basa en alimentos completamente naturales y sin hidratos de carbono aislados, el nivel de azúcar en la sangre se suele regular perfectamente sin intervención.Con un nivel de azúcar equilibrado, uno se siente equilibrado y no tiene hambre.

Es posible concentrarse y tener un rendimiento alto, incluso saltándose una comida.

 

  1. Razones mentales

Hay bastantes personas que usan la comida, y sobre todo los dulces, para tranquilizarse después de situaciones de estrés de toda clase, y también para darse un premio a sí mismas. Muchas veces son personas cuyos padres, cuando eran niños, les daban dulces en vez de dedicarles tiempo y darles amor.

Y así, estas personas siguen mimándose con dulces incluso en edad adulta, experimentando un bienestar agradable y una clase de tranquilidad interior después de comer dulces.

En estos casos, las personas afectadas tienen que aprender cómo se pueden tranquilizar y premiar en otro nivel, sin tener que acudir a la comida, sea dulce o salada.

Los “premios” o “tranquilizantes” frecuentes hacen que las personas afectadas muchas veces sufren también de cambios del nivel de azúcar en la sangre, de infecciones por hongos intestinales y, al final, incluso de una adicción al azúcar, en estos casos también se recomienda modificar y ajustar la dieta.

 

  1. Hongos intestinales

Los hongos intestinales –en la mayoría de los casos es el Candida albicans – se alimentan preferiblemente de azúcar. Normalmente, también hay hongos intestinales en una flora intestinal sana pero su proliferación se controla por las bacterias intestinales beneficiosas y así no causan problemas.

Si alguien come muchos alimentos que contienen azúcar, los hongos intestinales reciben tanta comida y tanta energía que se reproducen de forma explosiva y se produce un desequilibrio brutal de la flora intestinal. Cuantos más hongos intestinales hay, más hambre de azúcar tienen.

Esta hambre intensa de azúcar se transmite a la persona afectada, así que de repente esta persona nota unas ganas insuperables de algo dulce y – sin darse cuenta del por qué – empieza a comer grandes cantidades de chocolate o de espaguetis.

Pero los hongos intestinales no solo causan un hambre feroz sino también otras molestias que varían de persona a persona, como por ejemplo dolor de barriga o abdomen hinchado.

En estos casos se recomienda un ajuste dietético junto con una limpieza intestinal profunda y una terapia antimicótica.

El azúcar no es una droga oficial

Si fuera así, no se podría añadir a nuestros productos alimenticios. No se podría vender a nuestros hijos y tendría que llevar una advertencia, como por ejemplo los cigarrillos. Pero eso es algo que la industria alimenticia nunca dejaría que pasara!

¿Cuales son los daños que causa el azúcar?

  • El azúcar es altamente adictivo
  • El azúcar destruye la flora intestinal, debilitando el sistema inmune y haciéndonos más vulnerables para las enfermedades
  • El azúcar destruye los dientes, causa caries y engorda.
  • El azúcar facilita el desarrollo de enfermedades cardíacas, de diabetes tipo 2 y de cáncer.
  • El azúcar puede causar hiperactividad pero también depresiones.
  • El azúcar puede desencadenar estados de ansiedad.
  • El azúcar puede provocar trastornos del sueño.
  • El azúcar puede causar pieles impuras y empeorar el acné.

 

Diferentes opiniones sobre el azúcar

 

Hace dos años, el médico integrativo americano Frank Lipman publicó un artículo en el periódico en línea  «Huffington Post», sobre su supuesta adicción al azúcar y cómo salir de ella. Lipman afirmó que las ganas de azúcar nos vienen desde la cuna: primero por el azúcar de la leche, después por los padres que intentan consolar y premiar a sus hijos con dulces.

 

Una opinión contraria mantiene D. Falk Kiefer, Profesor de Investigación en Adicciones del Instituto Central para la Salud Mental de Mannheim, Alemania, que dice: – La adicción al azúcar no existe-. Opina que no se puede equiparar el deseo de comer con la adicción a la heroína. Pero confirma que el azúcar igual que la heroína realmente actúan sobre la misma parte del cerebro: el sistema de recompensas.

 

El nutricionista y autor de libros Sven-David Müller explica: – Es dulce el primer sabor que percibimos como positivo; así lo han descubierto experimentos con bebés-. El deseo de algo dulce es un condicionamiento clásico-, sigue Müller, -se les da a los niños dinero, dulces o elogios cuando hacen algo bien; nuestro cerebro funciona de manera que la recompensa se convierte en la motivación de volver a hacer la cosa por la que nos han recompensado-. Si una vez tras otra hacemos la conexión entre el azúcar y algo positivo o reconfortante, el cerebro automáticamente lo va a pedir en situaciones parecidas.

El azúcar se esconde en muchos alimentos

El azúcar está en todos los productos dulces.¡Pero no solo allí!También el helado de limón y la tarta de queso contienen azúcar. -El sabor ácido o salado de una cosa no significa que no tenga azúcar- subraya el nutricionista y autor de libros Sven-David Müller. –Mucha gente no sabe que también hay mucho azúcar en la mostaza y en el ketchup. Y el polvo de cappuccino o el té de burbujas (bubble tea) son verdaderas bombas de azúcar. Por eso, recomendamos a los consumidores que siempre estudien meticulosamente los ingredientes de cada producto: todo lo que termina en –osa indica una sustancia glúcida, es decir un tipo de azúcar.

¿Qué ayuda para quitar la ansiedad por algo dulce?

Quien de manera regular tiene ataques de ansiedad por los dulces debería empezar a hacer algo en el asunto.

Estabilice el nivel de azúcar en la sangre empezando el día con un desayuno rico en nutrientes. Los hidratos de carbono rellenan los almacenes de energía vacíos. Dé la preferencia a productos integrales porque la fibra que contienen tiene un efecto saciante. Entre una comida o snack y otra debería pasar un mínimo de 3 a 4 horas, para que el páncreas pueda descansar. Evite comer durante un mínimo de 3 horas antes de acostarse porque en caso contrario fomentamos la producción de insulina y paramos la quemadura de grasas.

Procure consumir bastantes proteínas a lo largo del día. Las proteínas generan saciedad por un tiempo prolongado porque se digieren más lentamente. Además, algunas proteínas contienen aminoácidos (triptófano y tirosina) que participan en la producción de los neurotransmisores saciantes, serotonina y dopamina. Incremente el consumo de legumbres, carne magra, productos de leche desnatada, setas y cereales.

¡Esperamos haber podido darles ánimo para reflexionar sobre sus hábitos alimentarios!